Porque en el fondo, todos necesitamos expresar todo lo que nuestras palabras callan, porque la tormenta a ratos no es tormenta, si no puedes expresarlo. Usamos una canción, usamos una red social, que “nadie nota”, usamos incluso un silencio, no por estabilidad, sino por temor o, incluso, por rechazo.

Todos queremos sentirnos débiles a ratos, pero queremos ser vistos llenos de fortalezas. Queremos ser un ejemplo, apoyados en nuestras derrotas. Así se daba cuenta, que el caer no es solo una fase de la vida, es una necesidad, porque si no caes por voluntad del destino, te obligas a hacerlo. ¡¿Cómo explicar aquello?! No sabía si entendía, pero todo estaba muy claro, aunque a ratos no lo pudiera demostrar.

Existían tantos deseos ocultos, que era imposible entender, pero en eso consistía el ser humano, en una búsqueda que no siempre tiene resultados, pero que es parte de vivir.

Porque se había dado cuenta de detalles que no podía compartir, porque había conocido la frialdad del ser humano, y la debilidad tras aquello, porque quería permanecer firme, quería ser de hierro, pero por dentro permanecía de cristal.

Y es que nadie en este mundo era fuerte, todos estaban fingiendo, o se habían acostumbrado a serlo, y ya no notaban la diferencia. Lo disfrazaban de libertad, de diversiones, de romper esquemas, de crear nuevos paradigmas, pero no querían notar, que aquello delataba sus vacíos, sus tristezas, su incompetencia ante la vida.

winter-silence

3.096 dias – Natascha Kampusch

Gjaku im dhe rrënjët e mia janë shqiptarë, por unë jam i shtetësisë indiane. Unë jam një murgeshë katolike. Me profesion, unë i përkas botës. Me zemër, unë i përkas plotësisht Zemrës së Jezusit.

(Mi sangre y mis orígenes son albaneses, pero soy de ciudadanía india. Soy monja católica. Por profesión, pertenezco al mundo entero. Por corazón, pertenezco por completo al Corazón de Jesús.)

Jesús nos ha dicho, “lo que hagan por el más pequeño de los míos, a mí me lo han hecho”, “porque tuve hambre, y me dieron de comer, no tuve hogar y me acogieron”. Y el hambre en estos días no es sólo pan, ¡El hambre es de amor, de reconciliación! ¡Es tan hermoso saber que podemos amarnos unos a otros con un corazón puro!

Hace algún tiempo en Calcuta, tuvimos gran dificultad para conseguir azúcar, no sé cómo lo supieron los niños, así, un pequeño niño de 4 años, hindú, fue a casa y le dijo a sus padres: No comeré azúcar por tres días, le daré mi azúcar a la Madre Teresa para sus niños. Después de tres días su padre y madre lo trajeron a nuestro hogar. Nunca los había visto antes, y este pequeño pudo apenas pronunciar mi nombre, pero él supo exactamente lo que había ido a hacer. Él sabía que quería compartir su amor.

El otro día recibí 15 dólares de un hombre que ha estado acostado por 20 años, la única parte que puede mover es su mano derecha. Su único compañero: el cigarrillo. Me dice: Hermana, no fumo una semana y te envío este dinero.

Entonces, nómbreme un solo impedimento, joven, nómbreme un impedimento, padre; uno solo, compañero, para no actuar en este segundo.  Tal vez sí, yo esté volviéndome un poco loca, viniendo a un siglo, que no es el mío, pero existe un designio, un motivo para luchar. Señores, díganme loca, pero mi corazón está en Jesús, y en Él permanecerá, en Él están todas mis obras.

¿Qué les hable de mí? Pues bien, soy una firme constructora, entregada por completo a mi misión, soy partidaria activa de la felicidad, en todo nivel y condición social. Aquí… ¿Dónde estamos? Creo que Ecuador, pues sí, aquí el verdadero amor no tiene límites, no conoce reglas, no sabe de intereses. Y cuando uno ama, el mundo aprende a amar.

Calcuta está en todas partes, si tienes ojos para ver, y no sólo para ver sino para mirar. No es lo que hacemos, sino el amor con que lo hacemos lo que convierte nuestras obras en infinitas, porque Él es infinito. Él es mi todo, y si es mi todo, puedo hablar frente a ustedes de Aquel al que tanto amo.

¿Qué no sientes nada me dices? ¿Qué no sientes en la sonrisa, en el cantar de los pájaros? ¿Qué no sientes nada al hablar con Jesús? Te diré algo, no hay mayor amor, que el entregarlo todo, porque nadie da lo que no tiene, es cierto; pero si no se vive para los demás, la vida carece de sentido. Es el darlo todo, en la pequeñez, mientras menos tienes en tus manos hoy, más posees para dar, parece imposible, pero no lo es. Esa es la lógica del amor.

Preferiría cometer errores con gentileza, antes que obrar milagros con descortesía y dureza.

Te diré una última cosa, UNA VEZ SENTÍ A JESÚS. Sí, he dicho que pertenezco por completo a su corazón; sí, mi amor es entregado a Él, pero TAN SÓLO UNA VEZ LO SENTÍ. Y tú, que vas a la iglesia; tú, que te crees bueno por orar, y lo puedes sentir… Tú precisamente me vienes a decir que no sabes amar, si tienes el mejor ejemplo, si tienes la gracia de comprender lo que se te pide. Tú, sí, y disculpa que te hable con firmeza, pero sé de lo que hablo. El amor y la bondad no son falta de valentía. El amor es el motivo y las acciones su fruto.

Si yo he escapado por venir al siglo XXI, en pleno 2013, no es porque me crea superior, y no vengo con palabras, vengo porque con obras han visto el acto del amor, y no lo han apreciado. Porque tú, que estás allí sentado, acabas de discutir con tu hermano, porque tú, dices amar, y no imaginas lo que es el amor.

¿Sutileza? Claro que sí. Pero no he venido hoy a pregonar mi misión, porque la tuya es diferente sin lugar a dudas. He venido, simplemente, a que tú me entiendas que algo debes hacer, con valor, con verdad, con firmeza, con amor.

Un defecto maravilloso del ser humano es que somos incapaces de hacer copias perfectas. Cuando fracasamos en una copia es cuando descubrimos que somos únicos. Eso que es diferente es lo que debes ampliar y transformar, es tu yo.

Está muy claro que las redes sociales nos ahorcan, y aunque el facebook ha perdido acogida, está latente el twitter, y es una historia de nunca acabar, seguirán surgiendo redes sociales sin fin, y depende de nosotros controlarlas. Si bien yo caí un poco en una cotidianidad del twitter, no es algo duradero, es un paso, un camino, que no conduce a nada próspero. Entretiene, desahoga, pues SÍ pero no forma como lo hace un libro. Un libro es escape, es pasión, es viajes, es la vida.

Mi objetivo no va con la vida perfecta de una historia, porque no es así, si no con la REALIDAD cotidiana, humanizada en la lectura. Problemas existen, estrés mucho más, pero salidas no faltan jamás. Depresiones, escapes, drogas, vicios, es que ya no son lejanos, están a la vuelta de la esquina, a nuestro lado, y no son un tema aparte, la sociedad está muy mal encaminada, y es cuestión de juventud cambiar aquel mundo o prospecto futuro.

Los grandes filósofos, los ilustrados, los historiadores, han sido soñadores, que intentan cambiar la realidad, no necesitamos ser excepcionales, perfectos, si no PERFECTAMENTE IMPERFECTOS, con defectos superables, sin caer en un mundo cerrado, porque una vez que caes, levantarse es casi imposible. Cuando estás abajo, quieres subir, pero ya no sabes cómo. Es éste el objetivo, de AQUELLA realidad, sacar un sueño, y cumplirlo. Para muchos suena complejo, casi absurdo, pero también hay quienes lo viven, en nuestro mismo entorno y no nos damos cuenta.

El motivo de un libro es variado, ninguna apreciación será igual. Depende de MI realidad, TU realidad, y el enfoque dado. Un libro es mucho más eficaz que cualquier escape, un libro es más amor que un romance, un libro es la perfección soñada, pero depende de nosotros, construir la realidad, en base de la lectura.

Pues bien, la verdad acabo de enterarme que vuelvo a estar en el concurso del blog, la anterior vez quedé finalista y recibí excelentes opiniones, y esta vez, estoy buscando algo, un algo no palpable, no un premio, no un reconocimiento, si no un proyecto. No busco ganar, es cierto, tal vez no lo logre, el concurso está bastante avanzado, pero sí busco un ideal, y es que eso es lo que busca esta propuesta, un camino a un mundo lector..

Puede que no logre nada, me han llamado necia e inconforme, le han llamado imposible, pero es que los sueños eso son… Tal vez no pueda cambiar al mundo, pero puedo cambiar mi mundo, tal vez viaje demasiado mi imaginación, pero nadie puede quitar una esperanza creciente.

Y sí, mi sueño es un Ecuador que mire la lectura como una forma de vida, como recreación sí pero mucho más como formación.

Tal vez no a muchos jóvenes les interese lo que leo, pero intentaré compartir lo que me apasiona, y cumplir en cierta forma, aquel ideal. ¿Leo novelas? Claro que sí, pero no es mi objetivo únicamente la recreación, y es que la lectura no es sólo un pasatiempo, la lectura es la vida entera.

Es cierto que al leer una novela nos sentimos en otro mundo y nos vamos del real, pero eso no queda allí como muchos hacen, esta lectura tiene un fundamento, una aplicación, o no ha servido de nada..

De pronto me di cuenta, que había leído en la opinión de algunos mucho, pero al momento de ver mis problemas, mi mundo se desvaneció, dejé de leer, y el caos abordó mi ser.. Es que lo que había leído fue en vano, NO HABÍA APRENDIDO NADA, leí autosuperación, y no podía aplicar ningún concepto, las frases repetidas, se volvieron monótamente absurdas. ¿Y AHORA QUÉ?

Si mi mundo acabó con los sucesos REALES.. ¿No será que empezó a ser la historia de un libro? ¿No será que los finales son igual de inesperados? Y ES QUE LA VIDA ES UNA HISTORIA, tal vez no un libro, pero apasiona y resuelve tal y cual lo haría un libro.

Bien, no sé lo que esperarían de un blog, pero es MI IDEAL, con proyectos y planes, con medios para cumplirlos, que les iré presentando.

Mediante un análisis introspectivo, se puede obtener que el origen de esta cultura de “Odio a la lectura”, no es originada por una realidad personal, que nace de nosotros; mas bien, es una tradición de otros países, que mediante la globalización y la migración, se ha ido incursionando en el alma de cada uno de nosotros. Pues, al ver que nadie lo hace, la persona se desmotiva, al ser obligada, se

retrae, lo que nos exigen, no nos gusta, y si el tema no es de nuestro agrado, la lectura se vuelve aburrida…

Es por ello, que el objetivo de este blog es compartir sentimientos, pensamientos, fundamentados en la lectura motivada, de temas de interés personal, que ayuden  a sobrellevar la vida cotidiana, y a entretener al lector, compartiendo temas de interés mayoritario, para que el leer se contagie esta propuesta, de motivar a la juventud a la expresión de sus ideales, para

que se convierta en el motor del presente, proyectándose al futuro con objetividad y personalidad singular.